Una película nominada a los Goya 2016 (4): “Techo y comida” (2015), Juan Miguel del Castillo

“Techo y comida” ha pasado por las carteleras españolas con timidez y sin llamar demasiado la atención del espectador medio. Pero, como suele pasar muy a menudo, las mejores películas son las que nadie ve o las que la gran mayoría ni siquiera llega a saber que existen. Durante el año pasado ha habido unos cuantos estrenos sonados en el cine español, de esos que le suenan hasta a tu abuela, la que vive en la aldea y no está muy al día de las novedades. Nos referimos a películas como “Ocho apellidos catalanes”, “Tropa de Élite” o “Palmeras en la nieve”, por mencionar sólo las más conocidas.

Techo-y-Comida_001_Diversa_Web

Por desgracia “Techo y comida” no le suena de nada a tu abuela ni tampoco a tus padres o a tus amigos pero, esta película que ha pasado desapercibida para la mayoría de los espectadores, es una de las mejores que ha dado el cine español durante el último año. De hecho, por su temática, tan pegada a la dura realidad de nuestro país, podemos decir que es una película incluso necesaria, que muchos deberían ver para ser conscientes de lo que está pasando actualmente en España. “Techo y comida” cuenta una historia sencilla y dura, vinculada a la realidad de muchas personas en España. El film habla de pobreza, de supervivencia, de desahucios, de lucha desesperada por salir adelante, utilizando para ello un naturalismo que en muchos sentidos recuerda al documental o al reportaje televisivo: simplemente narra el día a día de una joven madre soltera y de su hijo de 8 años.

La angustiosa historia que cuenta “Techo y comida” consigue hacerte sufrir de forma constante durante todo el metraje, algo que Jaime Rosales no conseguía tan bien hace un par de años con “Hermosa Juventud”. Puede que esto sea porque en “Hermosa Juventud” resulta más difícil empatizar con los personajes. En cambio, en la película de Juan Miguel del Castillo nos encontramos ante una madre que hace todo lo posible por sacar adelante a su hijo, por lo que desde el primer minuto la entendemos y sufrimos con ella. 

techo4

Lo que más nos ha gustado de la película es la relación que se establece entre la protagonista, magníficamente interpretada por Natalia de Molina, y su vecina, que empieza a ayudarla poco a poco y se acaba convirtiendo sin saberlo en su única forma de sobrevivir. Esa relación, en la que ambas saben lo que sucede pero sin llegar a verbalizarlo en ningún momento, acaba siendo lo más emotivo de la película, transmitiendo una tristeza dolorosa y profunda que se incrusta en un marco social crudo y despiadado.

Techo-y-Comida_004_Diversa_Web

“Techo y comida” no sólo ha pasado desapercibida en la taquilla, sino también en medios de comunicación e incluso festivales. Parece que la única en llamar algo la atención ha sido la cabeza visible del proyecto, Natalia de Molina, que ganó el Goya a la Mejor Actriz Protagonista y el mismo premio en el Festival de Málaga. La actriz está perfecta en su personaje, intensa pero contenida, sin llegar nunca a la exageración en un papel en el que creemos que la contención puede resultar particularmente complicada. Enorme también el papel del director y guionista Juan Miguel del Castillo, tiene mérito sacar adelante una película como ésta.

estrenos-semana-trailer-techo-comida-1448905222841

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s