Una película relacionada con la comida: “Tapas” (2005), José Corbacho, Juan Cruz

Nos da la sensación de que el año de “Tapas”, 2005, fue especialmente “rancio” en cuanto a la producción de cine español, aunque por otra parte es muy probable que esta percepción se deba a que somos muy pocos los que guardamos recuerdos especialmente brillantes de la primera mitad de la década de los 2000. Si andáis faltos de memoria podéis pensar en pantalones de campana de todos los colores, en “el Aserejé”, o en vuestra madre leyendo “El código Da Vinci” en la playa. Si todo falla contemplad la siguiente fotografía durante unos segundos.

justintimberlake

Bien, pues hecha la contextualización pertinente, decir que la mitad de “Tapas” es eso. Puro “2005”. Sentimos realizar una categorización tan contundente, pero es que esa es precisamente la sensación que transmite el visionado de “Tapas”. Evidentemente nadie podía presagiar esto, pero es que siendo sinceros, hay películas que únicamente se oxidan un poco con el tiempo, otras envejecen terriblemente mal, y después, está “Tapas”. Ojo, no nos malinterpretéis, en sí el film tampoco es mala cosa, pero si por ejemplo la comparamos con “En la ciudad” de Cesc Gay estrenada apenas un par de años antes y con una temática muy similar, pues bueno…  Al fin y al cabo las comparaciones son odiosas.

tapas1

El problema de “Tapas” no es solo su relación directa con una época polvorienta en la que Melendi sonaba en la radio sin parar y Bertín Osborne campaba a sus anchas por las televisiones de media España (un momento…), no. Lo difícil del asunto viene de la falta de definición de la propuesta. Por si el empaque televisivo no fuera suficiente, el cual invade más veces de las deseables un lenguaje cinematográfico bastante limitado, las diversas tramas que integran “Tapas” no llevan al espectador a terrenos novedosos o reflexivos, sino que son completamente previsibles. Por otro lado, el guion tiene un punto gamberro que oscila entre lo costumbrista y lo quinqui, el cual no termina de casar demasiado bien con unas pretensiones autorales que son cuanto menos baratas. Cierto es que se intenta dar un giro de originalidad a las tramas, pero el esfuerzo de los guionistas y directores se queda en un mero intento.

tapas3

Además, de nuevo hacemos frente a algo que fastidia mucho reconocer pero que sucede una y otra vez en el cine español: ¡¿qué demonios pasa con el sonido?! En el caso de “Tapas”, nunca sabremos si se trata de una chapuza técnica, de una atrevida frivolidad de los directores (“no hace falta que se entienda todo, la mitad de la película son conversaciones de barra de bar”) o bien de una excesiva voluntad por hacer notar el deje barrio-bajero de los protagonistas.

Ahora, diez años después de su estreno, uno mira “Tapas” con una mezcla de melancolía y bondad, pero en cuanto el entusiasmo comienza a apoderarse de uno rápidamente se reniega del visionado. Más o menos lo mismo que sucede con los capítulos repetidos de “Aquí no hay quien viva”. 

Anuncios

Un comentario sobre “Una película relacionada con la comida: “Tapas” (2005), José Corbacho, Juan Cruz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s