Una distopía: “Langosta” (2015), Yorgos Lanthimos

Antes de entrar al cine dudabamos entre clasificar lo último de Yorgos Lanthimos como película de Cannes 2015/16 o como distopía, pero después de ver la película no nos quedó ninguna duda.

Las distopías parten de premisas originales que teorizan sobre una realidad alternativa, en el caso de “Langosta” la realidad impone que todo soltero/a debe encontrar pareja antes de 40 días, y en el caso de no sean capaces de ello serán convertidos en un animal de su elección.  Para ello, en el momento en que un adulto vuelve a la soltería es ingresado en una especie de hotel donde convivirá con otros solteros para así poder emparejarse de nuevo.

langosta 2.jpg

Yorgos Lanthimos no sólo utiliza la distopía para generar una premisa sólida y original, sino que ésta le sirve para poner en pie una reflexión compleja y perfectamente estructurada sobre el dilema entre la vida en pareja y la vida en soledad, incidiendo en la ridícula  pero decisiva influencia de la sociedad sobre la decisión final de cada uno.

La reflexión que podemos sacar de ello es que la sociedad siempre estará en contra de nuestra elección, y para incidir sobre esta idea la película se parte en dos mitades contrapuestas que nos muestran las dos caras de la moneda. Así, el protagonista, interpretado por Colin Farrell, vive ambas realidades, la de la pareja (cautivo en el hotel) y la de la soledad auto-impuesta (como un anti-sistema fugitivo). “Langosta” no trata sobre el sinsentido de vivir en pareja, sino sobre el sinsentido de las exigencias que nos impone la sociedad para legitimar el emparejamiento o bien la soltería. Esta estructura partida permite abordar todo el abanico de posibilidades de una manera clara, con sus ritmos y giros propios, algo que nos demuestra que el director griego domina la técnica del guión a la perfección.

langosta 1

“Langosta” es un estudio en profundidad, desde la fantasía y el humor, de las relaciones de pareja contemporáneas. La cual, aún planteando ideas de otro mundo, contiene una verdad poderosa desde la que es imposible no reflexionar. Según Lanthimos vivimos en la era “Tinder”, por lo que cabe preguntarse ¿cuál es la resistencia de una pareja formada bajo los estándares de la sociedad contemporánea? ¿Es real y válido el supuesto amor que hoy nos une? ¿Hasta qué punto uno tiene motivos para defender el pertenecer a uno u otro bando?

Mencionando un poco sus anteriores trabajos, en “Langosta” el sentido del humor abunda algo más que en “Alps” o en “Canino”, si bien es verdad que cambia el terreno de lo negro por el del absurdo, probablemente para lograr una mayor comercialización de la propuesta. Algo parecido sucede con la realización y la interpretación, las cuales a pesar de seguir la línea de los títulos anteriores se abordan de forma más convencional.

langosta 3

Aún con todo, en “Langosta” Lanthimos no pierde ni una pizca de su esencia, y eso es algo que nos encanta. Es difícil encontrar un director con una filmografía tan coherente y que consigue además mantener su particular marca de la casa, y Yorgos nos ha demostrado que va mejorando con los años, por lo que estamos deseando ver su siguiente trabajo. Este griego con apellido que suena a langostino nos ha conquistado, consiguiendo colarse en nuestra lista de favoritos, justo al lado de Nanni Moretti y de Lukas Moodysson (que por cierto, nunca hemos hablado de él en el blog y ya va haciendo falta una entrada enterita sobre el sueco más simpático del mundo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s