Una película que haya ganado el Premio del Jurado en cualquier festival: “Fuerza mayor” (2014), Ruben Östlund

Efectivamente, “Fuerza mayor” se hizo con el Premio del Jurado (“Un Certain Regard”) nada menos que en el Festival de Cannes de 2014, además de cosechar diferentes nominaciones e incluso premios en diferentes festivales y certámenes alrededor del mundo. En este sentido, podemos observar que la inmensa mayoría de premios que recibió “Fuerza mayor” provienen de asociaciones de críticos cinematográficos, mientras que los académicos y jurados de festivales prefirieron quedarse en la nominación.

En parte, no nos extraña demasiado este curioso fenómeno, y es que “Fuerza Mayor” es un película que se digiere algo pesadamente, en la cual, los toques de comedia negra que la premisa prometía acaban por diluirse en un océano de gélido drama. Y por cierto, ya que estamos con los símiles y las metáforas vamos a recitar un pequeño carrusel de recursos narrativos relacionados con “Fuerza mayor” para así desquitarnos a gusto:

“Como una bola de nieve rodando montaña abajo, la tensión se va acrecentando a medida que avanza el film, donde una avalancha de sentimientos y de realidad sepulta a los protagonistas, dejándoles helados y sin posibilidad de reacción. Así que poneos los abrigos, calzaos las botas de nieve y no os olvidéis de coger aquel para de guantes que vuestra abuela os regaló las pasadas navidades, porque la fría verdad de “Fuerza mayor” cala hondo.”

FM

Bien.

Como decíamos, la película es mucho más exigente de lo que en un primer momento pueda parecer, por lo que requiere de un ejercicio de paciencia y de concentración por parte del espectador, el cual puede llegar a cansarse de los silencios incómodos y el exceso de planos conjunto. Y es que a pesar de la cuidada puesta en escena, estéticamente acaba aburriendo.

La premisa de la que parte el guion de “Fuerza mayor” es cuanto menos interesante, es una idea con mucho potencial que puede abordarse e interpretarse desde diferentes tonos y puntos de vista. En nuestro caso lo interpretamos como una especie de “sketch” sórdido de devastadoras consecuencias para el microcosmos familiar.

FM3

Probablemente, si estáis leyendo esta entrada, ya conozcáis el famoso punto de partida de “Fuerza mayor”, pero por si acaso, lo refrescamos: en medio de una avalancha, el protagonista abandona a su mujer y a sus dos hijos para salvarse, sin embargo, al final todo fue un simple susto, por lo que cuando el pobre hombre regresa junto a su familia deberá hacer frente a las consecuencias de su decisión.

FM2

Así, la película transcurre como un seguimiento un tanto distante de la repercusión en la pareja, los amigos y los hijos que tiene la cuestionable actuación del padre de familia. En líneas muy generales, los amigos no se lo toman demasiado en serio, aunque intentan ayudar como buenamente pueden, mientras que los hijos de la pareja protagonista parecen distantes y acoplados a la narración como un elemento demasiado externo a lo largo de toda la película. Por ello, es precisamente la pareja, la madre de familia, la que cuestiona y enfrenta la actitud del padre. Y es ese conflicto el que mejor funciona en “Fuerza mayor”, por eso cuando la narración sale del microcosmos familiar para intentar que el espectador “respire” fuera de la claustrofóbica habitación de hotel, siguiendo así a la pareja amiga del protagonista, “Fuerza mayor” pierde parte de su empuje inicial. El espectador termina harto de contemplar como se le da vueltas a la misma cuestión una y otra vez sin que realmente haya unas consecuencias definitivas.

La explicación del personaje del padre de familia hacia su ridícula huida se hace de rogar, mientras que su oponente, la madre, explota al no soportar la verdad que se imagina en su cabeza. Por desgracia, en un visionado que pide la observación minuciosa por parte del espectador, nunca llegamos a saber si el hombre actuó por instinto de supervivencia o si es que realmente había algo más. El conflicto termina deshaciéndose y descomponiéndose (a través de la negación, la negociación, la depresión, la ira y la aceptación) hasta llegar a un final de esos que tienen “giro”, aunque eso sí, bastante previsible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s