Una película que haya costado menos de medio millón de dólares o euros: “Easy Rider” (1969), Dennis Hopper

Antes de comentar el interesante tema de la financiación de “Easy Rider”, vale la pena hablar un poco de la propia película, la cual todavía conserva intacto el espíritu de búsqueda y lucha incansable de la conocida como “generación Woodstock”.

Tras dar “el golpe de sus vidas”, los personajes interpretados por Peter Fonda y Dennis Hopper (guionistas, productores y directores de la película además de actores protagonistas), emprenden un viaje por carretera a lomos de sendas Harley-Davidson, rumbo a Nueva Orleans, donde pretenden llegar a tiempo para el Mardi Gras. El tema principal de la película no es otro que la libertad y la búsqueda del destino propicio para cada uno. En su viaje, los protagonistas están abiertos a conocer gente nueva, que les ayude a ampliar sus horizontes sobre el concepto que tienen de la libertad, abordado desde distintas perspectivas, cada una encarnada por un personaje o grupo de personajes distinto. De ahí que la estructura de la película sea tan esquemática, con una invisible división por capítulos lograda gracias a los diferentes personajes y que emplea el viaje por carretera como elemento separador. La libertad como camino alternativo pero irreal escogido por la comuna de hippies, la libertad como rebeldía por parte del abogado interpretado por Jack Nicholson, así como la libertad desagradable, efímera y condicionada de las prostitutas de Nueva Orleans. Y por último, desde el punto de vista de los protagonistas, la libertad como búsqueda infinita acotada siempre por los límites de la sociedad, impuestos una y otra vez en el film hasta llegar al sobrecogedor final.

easy-rider1

En términos financieros “Easy Rider” fue todo un bombazo, ya que con un presupuesto de “solo” 360.000 dólares acabó recaudando más de 60 millones, en parte gracias a su lanzamiento en vídeo doméstico, el cual aportó una cifra cercana a los 40 millones de dólares. De hecho, a pesar de lo independiente de su producción, “Easy Rider” fue la tercera película de 1969 que más ingresos obtuvo. Y todo eso sin contar la enorme repercusión económica posterior, que llega incluso hasta nuestros días. Nos referimos a re-ediciones de la película en DVD, reportajes y documentales, merchandaising (camisetas, banderas, figuras…), banda sonora, etc… Nos podemos hacer una ligera idea de la importancia de “Easy Rider” en la cultura popular (y su peso financiero) con un par de datos curiosos: en 2007, se vendió el parche de la bandera de los EEUU, que en la película estaba cosido a la cazadora de Peter Fonda, por más de 60.000 dólares; mientras que la Harley-Davidson, también de Peter Fonda, se vendió hace un par de años por una cifra cercana al millón y medio de dólares. Y es que esa en concreto, probablemente sea la motocicleta más famosa del mundo. Desde luego los 360.000 dólares se rentabilizaron bastante bien.

EASYRIDER-SPTI-14.tif

 

Por supuesto el legado de “Easy Rider” no se mide exclusivamente en términos monetarios, de hecho eso no es más que un pequeño apunte de la generosa herencia que nos deja el film. La verdadera importancia de la película de Dennis Hopper y Peter Fonda reside en que es una pieza fundamental del “Nuevo Hollywood”, movimiento cinematográfico que arrancaba a finales de los años de los 60. El fenómeno supuso una modernización y una alternativa de peso a la clásica industria de Hollywood, con un sistema de estudios que atravesaba una fuerte crisis en aquellos años. El “Nuevo Hollywood” era un movimiento claramente contracultural, que bebía de la “Nouvelle vague” francesa, contando historias que podían ser consideradas como cine de autor con todas las de la ley: bajo presupuesto, estilo narrativo moderno y protagonistas anti-heroicos, todo ello para revelar la cara más oscura del sueño americano. El “Nuevo Hollywood” daba voz a una nueva generación que se sentía engañada por el sistema industrial de Hollywood, así se reinterpretaban los géneros clásicos con un nuevo enfoque que acentuaba las necesidades del nuevo público y las debilidades del viejo Hollywood. De esta manera, se representan en los títulos enmarcados dentro del movimiento temas hasta entonces vetados, como por ejemplo la violencia, la sexualidad, las drogas y el anti-patriotismo, los cuales son tratados de manera muy visceral, involucrando en muchos casos un mensaje de protesta hacia el status quo estadounidense de la época.

easy-rider-4

Y fue precisamente gracias a “Easy Rider”, cuando en 1969, el “Nuevo Hollywood” comenzó a adquirir cierto éxito comercial, sin abandonar por ello, su espíritu autoral. En el caso de “Easy Rider” y de otros títulos posteriores como “Taxi Driver” o “American Graffiti”, se logró contentar por igual a la industria y a la crítica más independiente. Era un cine inconformista que traía a la palestra las inseguridades del momento, como por ejemplo el trauma por la Guerra de Vietnam, y así aparecen personajes e historias inspiradoras, que se desenvuelven fuera del terreno bélico pero con las secuelas del mismo como trasfondo.

Las películas que se enmarcaron dentro del “Nuevo Hollywood”, las cuales asentaron las bases del cine post-moderno, que se caracterizaron por las abundantes referencias a la historia del cine, por la innovación en los géneros y, como en el caso de “Easy Rider”, por su bajo presupuesto.

Anuncios

Un comentario sobre “Una película que haya costado menos de medio millón de dólares o euros: “Easy Rider” (1969), Dennis Hopper

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s