Una película nominada a los Goya 2016 (1): “La once”(2014), Maite Alberdi

Nominada dentro de la categoría “Mejor película iberoamericana”, al tratarse de un documental así como la presencia de “El Clan” entre las nominadas, las posibilidades de que el galardón viajara a Chile eran prácticamente nulas. De hecho, el premio fue a parar para la cinta argentina, que era la gran favorita.

En cualquier caso, a nosotros nos parece un film imprescindible, capaz de reflejar como pocos la humildad y sinceridad de la naturaleza humana. “La once”, dirigida por la jovencísima Maite Albedri, se centra en las reuniones periódicas de un grupo de amigas, las cuales quedan para tomar el té una vez al mes, un encuentro que se ha repetido invariablemente durante los últimos 60 años.

La Once (1)

La directora rodó este documental a lo largo de 5 años (de 2009 a 2014), asistiendo a las “meriendas” que su abuela tenía con sus amigas del colegio, las cuales discurren en la película repartidas en 5 escenas diferentes, cada una de ellas centrada en un año. Para nosotros, que somos admiradores del trabajo de Linklater, el punto de partida de “La once” supone un caramelo muy goloso. A través de las conversaciones de las protagonistas nos asomamos a los recuerdos excepcionales del grupo. Apenas 70 minutos de metraje son suficientes para retratar el carácter único de cada una de estas mujeres, las cuales hablan sin parar, mostrándose como son, a través de anécdotas, humor, recuerdos y muchas miradas, enseñándonos que la juventud se lleva por dentro y que la vejez y la muerte no son sino otra etapa de nuestro camino vital. Una etapa que permanece viva en los recuerdos de cada uno, igual que los días de colegio, el primer amor o la llegada de hijos y nietos.

La Once (2)

La verdad es que se echaba de menos una película que abordara la vejez de esta manera tan natural y conmovedora. A pesar del devenir inevitable de los hechos (la película está dedicada a la memoria de la abuela de la directora), “La once” muestra la vejez sin tapujos, humilde y bondadosamente. Desde la cotidianeidad de las protagonistas somos testigos de sus vidas presentes y pasadas (a través de sus recuerdos). Una vidas que no han sido fáciles pero de las que podemos rescatar, entre otras muchas cosas, una amistad imperecedera y valiosa como pocas. Las cinco mujeres son ingeniosas, alegres y divertidas, pero también melancólicas y de profundas convicciones. Cinco personajes que son personas, indiscutibles e inolvidables.

Nos gustaría terminar esta entrada con una curiosidad sobre la película. El origen del título, “La once”, hace referencia a la hora de la merienda, la cual, según la tradición oral chilena, responde a “once” por ser precisamente el número de letras de la palabra “aguardiente”, la cual se evitaba pronunciar directamente para no levantar sospechas entre los jefes o la familia. A pesar de que hay muchas versiones diferentes que explican el término, esta es la que nos ha parecido más simpática.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s