Una película con actores que te caigan simpáticos: “Habemus Papam” (2011), Nanni Moretti

Simpático, honesto, natural y transparente son algunos de los adjetivos que mejor definen a Nanni Moretti, guionista, director, productor y normalmente actor protagonista de todas sus películas. Un profesional todoterreno del arte cinematográfico que nos enamoró desde que vimos “La Habitación del hijo” hará un par de años. A partir de ahí comenzamos a visionar casi compulsivamente el resto de su filmografía, pudiendo conocer mejor a la persona que se encuentra detrás y delante de las cámaras: Nanni, nuestro Nanni, como nos gusta llamarlo.

Y es que Nanni Moretti, con su humor sarcástico, su naturalidad, y su sincera crítica social se descubre en todas sus películas como alguien cercano, una especie de viejo amigo que de vez en cuando se acerca a visitarte para contarte historias cautivadoras. Lo cierto es que la simpatía que desprende Nanni se ve acentuada por la posición agregada de actor protagonista, que toma en casi toda su filmografía. En su rol de actor, nuestro Nanni se desnuda delante de las cámaras, mostrando siempre un personaje racional, observador e ingenioso, con manías y miedos que a pesar de hacernos sonreír esconden reflexiones de corte muy profundo.

NanniMoretti

En general Nanni Moretti consigue que la naturalidad que sus personajes transmiten traspase la pantalla, lo suficiente como para hacernos creer que es así en la realidad: un tipo simpático. Si bien es cierto que podemos estar equivocados, recomendamos encarecidamente a todo aquel que dude de las bondades del carácter del italiano, el visionado de “Caro Diario”, “Aprile” o el cortometraje “Diario di uno spettatore”, entre otros.

Explicados los motivos de nuestra debilidad por Nanni Moretti, vamos al asunto que aquí nos atañe: “Habemus Papam”.

A pesar de que no es una de las mejores películas de nuestro querido Nanni, la verdad es que cualquier película mala de Nanni Moretti representa, en el peor de los casos, un entretenimiento más que digno. Además, queríamos estar preparados antes de ir a ver su última película: “Mia madre”. Se ve que ésta está directamente inspirada en la propia experiencia del director precisamente durante el rodaje de “Habemus Papam”.

Al igual que su personaje en “La habitación del hijo”, en “Habemus Papam” Nanni interpreta a un psicólogo que debe hacer frente a una situación excepcional en su carrera, aunque esta vez se sale del plano familiar para entrar en un terreno más generalista. Por ello, el tono de esta visión racional de los hechos también cambia, nos vamos del drama familiar a una comedia espiritual que roza la parodia.

Habemus Papam

El argumento de la película es muy simple, un nuevo Papa es elegido, pero sus dudas y miedos harán que huya de su responsabilidad, dejando en vilo al mundo entero. Entre tanto, un psicólogo, interpretado por Nanni Moretti, intentará convencerle de que asuma el papel de pontífice.

La película parte de una premisa cómica casual, derivada de la típica pregunta que comienza con “qué pasaría si…”, en este caso la persona más vinculada a Dios (el Papa de Roma) sufriera una crisis de identidad precisamente en el momento crucial de su elección, un acontecimiento histórico mundial que por suerte o por desgracia define el rumbo de toda una religión. Una premisa que Nanni aborda en la película de forma casi documental, o más bien como un “mockumentary” (falso documental). La sociedad y los medios de comunicación reaccionan a la súbita ausencia del nuevo pontífice con sorpresa pero con coherencia, el italiano imagina y construye toda una realidad en base a la ficción inicial.

A pesar de la línea cómica que la película plantea y sigue, Nanni convierte el ataque de pánico más inoportuno de la historia en una profunda reflexión sobre la espiritualidad. Lo que a priori parece el simple desarrollo de una hipótesis cómica con altas dosis de parodia, termina convirtiéndose en una crítica honesta del mundo de la religión así como del devenir de nuestras propias vidas: ¿hasta que punto debe uno seguir su camino?

Dejando a un lado los matices sesudos de la película, “Habemus Papam” es ante todo una comedia. Por lo que tenemos que admitir que cada vez que nuestro Nanni aparecía en pantalla se nos dibujaba una pequeña sonrisa. Su relación con los cardenales (mientras el nuevo Papa está ausente) es conmovedora e hilarante a partes iguales. Solo a él podía ocurrírsele montar un torneo de voleibol, organizando equipos de religiosos octogenarios según su nacionalidad.

Habemus Papam (2)

Precisamente, puede que el principal fallo de la película sea la ausencia de Nanni Moretti, que desempeña un papel muy pequeño para lo que es habitual en sus películas. Así, la premisa del psicólogo que atiende a un Papa en crisis parece un tanto desaprovechada ya que se da más protagonismo a la deriva religiosa del personaje del Papa que a su relación con Moretti. Eso, o a lo mejor es que Nanni nos cae demasiado bien…

Anuncios

Un comentario sobre “Una película con actores que te caigan simpáticos: “Habemus Papam” (2011), Nanni Moretti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s