Una película hispanoamericana: “El mismo amor, la misma lluvia” (1999), Juan José Campanella

“El mismo amor, la misma  lluvia” es una película de Juan José Campanella, director argentino muy conocido internacionalmente por éxitos como “El secreto de sus ojos” o “El hijo de la novia”.

La película da inicio a una especie de “trilogía amorosa”, toda ella producto de las mentes del dúo Campanella-Castets (Fernando Castets, guionista), que continúa con “El hijo de la novia” y “Luna de avellaneda”, todas ellas protagonizadas por, quién sino, Ricardo Darín.

La película sigue la relación entre el personaje de Darín y el de Soledad Villamil y su correspondiente evolución en el tiempo, con diferentes encuentros casuales que se producen entre la pareja. Podría recordarnos un poco a la trilogía de Linklater, pero condensada en una única película y sin profundizar tanto en los dos personajes.

El mismo amor la misma lluvia

Una película con encanto que, aunque por momentos parece a punto de caer en el exceso de melodrama, consigue mantenerse a flote, gracias en gran parte a las interpretaciones de la pareja. Ricardo Darín, en un papel que le sienta como un guante, borda su clásico personaje de galán perdedor y oscuro pero también romántico y magnético.

Como señalamos, se trata de una historia que entra dentro del planteamiento convencional de “drama romántico”, con el añadido de que consigue plasmar con éxito la evolución de una relación sentimental a lo largo de los años, con la credibilidad y pasión que muchos otros guiones del género intentan sin llegar a lograrlo (El diario de Noa). Las elipsis, los cambios en los protagonistas, las reuniones, el cambio en la sociedad argentina… Todo está magníficamente orquestado para hacernos viajar con soltura a través del tiempo, el espacio, y por supuesto, las idas y venidas de una tormentosa relación.

Recomendable.

Anuncios

2 comentarios sobre “Una película hispanoamericana: “El mismo amor, la misma lluvia” (1999), Juan José Campanella

  1. Me alegra que traigas a colación esta peli. No digo que sea la obra maestra definitiva de los años noventa, vaya, pero que ha quedado un poco escondidilla en la filmografía de Campanella, oculta por hijos de las novias y secretos, etc. Y es una peli fabulosa, con grandes actores, que ya tenían aquí la química que luego se vio en “El secreto de sus ojos”, y con el trasfondo de la historia reciente de Argentina espléndidamente utilizado, en mi opinión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s