“La soledad” (2007), Jaime Rosales

Ganadora del Goya a la mejor película y al mejor director en 2007, “La soledad” nos acerca a la vida de dos mujeres a través de una interesante puesta en forma, que hace uso de la polivisión para aportarnos varios puntos de vista sobre una única acción.

j rosales la soledadEsta técnica consiste en la división de la pantalla en dos, mostrándonos al mismo tiempo dos planos diferentes de la misma situación. Una forma innovadora de distanciarse de la historia, intentando evitar de esta forma la imposición de un determinado punto de vista al espectador a través de la realización. La cámara se distancia de los personajes para mostrarnos de la forma más objetiva posible lo que sucede ante ella.

1xzgz617h0d3c51n5185xx58o_01

“La soledad” es una película solitaria, habitada por el silencio y la ausencia. Esta idea de soledad se nos transmite a la perfección en la magistral escena del bus, en la que podemos apreciar cómo la protagonista sigue estando sola, a pesar de encontrarse rodeada de gente en una gran ciudad. Una escena larga y filmada con gran naturalismo, en un plano fijo que permanece en nuestra retina durante el resto de la película.

FI038926Esta escena precede a la tragedia que hará cambiar por completo la película, transformándola en un amargo drama, tan inesperado como devastador. Jaime Rosales maneja la información a la perfección, dejando que sea la ausencia la que nos confirme las consecuencias de la tragedia. Esta forma de llevar a la pantalla el dolor podría recordarnos a “Elephant” (dirigida por Gus Van Sant en 2003), otra película que se distancia del drama, dejando que el silencio y la ausencia inunden la imagen para hablarnos de lo que no está presente en el plano.

stillletterbox-11

Anuncios

Un comentario sobre ““La soledad” (2007), Jaime Rosales

  1. Fíjate que este estilo que no me funcionaba en Elephant, con Rosales me produce bastante interés (aunque reconozco que si La soledad dura 40 minutos menos no le hubiera pasado nada). En este sentido, aprecio mucho la desmitificación del psychokiller que ensayaba en Las horas del día y también me gusta la naturalidad que desprende Hermosa juventud, aunque en ella renunciase en gran medida a su carácter de autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s