“Mommy” (2014), Xavier Dolan

Carlota Dans

Por primera vez en su filmografía, amplia a pesar de su corta edad, Xavier Dolan deja a un lado la temática homosexual. En el caso de “Mommy” el joven cineasta se centra en un único conflicto claro, tan sencillo como el mismo título de la película, abandonando dentro de lo posible el melodrama (y digo dentro de lo posible porque no falta algún que otro intento de suicidio o muerte de familiar). Dolan simplifica, y gana.

gp44q

En su quinto largometraje, Dolan parte de un conflicto más cercano a la cotidianeidad, la conflictiva relación entre una madre y un hijo, y consigue llegar al espectador de una mucho más forma sincera. Una historia universal que el cineasta canadiense ya trataba en su obra debut, “J’ai tué ma mère”, y que ahora retoma enmarcándola en un contexto futurista, que paradójicamente recupera la moda de principios del siglo XXI (Dolan sigue manteniendo su preocupación por la dirección artística y el vestuario, característica irrenunciable de su cine).

“Mommy” supone, no sólo la madurez temática de Dolan, sino también la madurez estética de su cine, que por fin deja de imitar referencias externas (Wong Kar Wai en “Les amours imaginaires”, las nuevas olas en “J’ai tué ma mère”, Hitchcock en “Tom à la ferme”, etc) para crear un estilo propio.

mommy2-e1416044502764

Dolan efectúa un recorte vertical en la imagen (formato 1:1), encerrando a los personajes en la pantalla, aunque dejándoles espacio para respirar en un par de escenas de la película. Este recorte vertical, a pesar de lo que pueda parecer en un principio, no produce ninguna sensación de extrañeza en el espectador, sino que se revela completamente natural, confirmando que era la única forma posible de captar las imágenes de una historia angustiosa como la que se nos cuenta.

aspect ratio mommy expand

Visualmente, además de narrativamente, destaca una escena hacia el final de la película, en la que la madre imagina un futuro feliz para su hijo, por supuesto con la imagen en formato panorámico. Esta escena podría recordarnos, salvando las distancia, a uno de los últimos fragmentos de “Jauja”, en el que el padre imagina la vida futura de su hija desaparecida.

Desgraciadamente toda la tensión dramática que Dolan consigue mantener de forma maestra durante toda la película, y que llega a su culmen en los exteriores de la institución psiquiátrica, se desarticula y se derrumba hacia el final de la película. Tras resolver el clímax de la trama principal, la compuesta por la relación madre-hijo, Dolan se entretiene durante un par de escenas con la trama secundaria protagonizada por la vecina tartamuda, dejándonos con la equívoca sensación de que algo más va a pasar.

Parece que el cineasta ha encontrado por fin su tema, pues como vemos en “Mommy” tiene mucho más que contar como hijo conflictivo que como homosexual. Con esta película, Dolan deja ser un cineasta gay para pasar a ser un cineasta sin más, algo que se le da mucho mejor.

Mommy-3

Anuncios

3 comentarios sobre ““Mommy” (2014), Xavier Dolan

  1. Tiene garra, pero no pude evitar cierta sensación de decepción con ella. La decisión de la imagen cuadrada me parece acertada; otras no y me resultaron frías en su exceso característico. Interesante en cualquier caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s