“Tom à la ferme” (2013), Xavier Dolan-Tadros

Dídac Dalmases

Tom à la ferme” es la cuarta película del director canadiense Xavier Dolan, que a la edad de 25 años ha rodado ya cinco largometrajes. Además, este joven cineasta acaba de ser galardonado en el Festival de Cannes con el Premio del Jurado por su último trabajo, “Mommy”, compartido nada más y nada menos que con Jean-Luc Godard.

vlcsnap-2014-04-11-21h27m33s82

El cine de Dolan se caracteriza por la artificiosidad y la preocupación estética, olvidando en parte los aspectos más puramente narrativos de la creación cinematográfica. Sin embargo, en  “Tom à la ferme” el cineasta parece controlar sus impulsos primerizos, en un admirable intento de dotar de una cierta madurez a su obra fílmica. Para ello, Dolan deja a un lado la escritura del guión, reconociendo de forma acertada que no es lo mejor que sabe hacer, y toma como punto de partida una obra de teatro, escrita por Michel Marc Bouchard, para después aportar su propia mirada a la historia.

Tom-at-the-farm-1

Por ello podemos considerar “Tom à la ferme” como un punto de inflexión en la carrera del director quebequense , un punto de inflexión que ya se intuía en su anterior película, “Laurence Anyways”, y que se confirma con la obtención del Premio del Jurado en un festival tan reputado como Cannes con “Mommy”. Tanto en “J’ai tuè ma mère” (su ópera prima) como en “Les amours imaginaires”, Dolan recurría a temas más cercanos a su realidad, que le servían de base para llevar a cabo un ejercicio estilístico, en busca de su propia forma de hacer cine. Sin embargo, en “Laurence Anyways” y, sobre todo, en “Tom à la ferme” se aleja de su realidad más cotidiana, en busca de otras temáticas que le permitan elaborar un cine más complejo.

Tom-à-la-ferme-2-e1384615384570

Como si de un reto se tratara, el cineasta se aleja de su hábitat natural, la ciudad, para perderse en el paisaje rural de Quebec. Para ello toma como escenario principal la granja familiar de Guillaume, el personaje muerto alrededor del que gira todo el relato del film. Tom, el amante de Guillaume, acude al pueblo de éste último para asistir a su funeral. Allí, descubrirá que la vida de su difunto amante estaba poblada de terribles secretos, y que su pretendida heterosexualidad era el menor de ellos. Tom tendrá que ocultar su homosexualidad para contentar a la inquietante familia de Guillaume a la vez que intenta superar su pérdida.

tom-a-la-fermeLos personajes en “Tom à la ferme” cobran mucha más importancia que en cualquier otro film de Dolan. Oscuros secretos y conflictos internos contrarrestan la superficialidad habitual de sus protagonistas. Nada es lo que parece en “Tom à la ferme”, los personajes son llevados de la tristeza póstuma a los límites de la locura, arrastrando al espectador junto con el personaje principal a esta frenética búsqueda de respuestas.

Alrededor de la madre y el hermano de se creará toda una atmósfera de misterio e intriga, fomentada por elementos como la niebla, los campos de maíz, los animales muertos, etc. Además de estos elementos, Dolan se sirve de múltiples referencias a Hitchcock, para construir el perturbador ambiente de la granja. Queda clara la influencia del inglés en la elección musical del film, el uso de determinados planos, y, de una forma más directa, en la escena de la ducha o la del campo de maíz.

tumblr_n4cvt5IUor1sqipo0o1_1280

Con respecto al estilo visual, aunque a Dolan le cuesta deshacerse de la estética videoclip y de las referencias demasiado obvias (casi rozando el plagio), a cineastas rupturistas, poco a poco lo va consiguiendo. Desaparecen los planos con reminiscencias de Nouvelle Vague que encontrábamos en “J’ai tuè ma mère”, así como la cámara lenta en perfecta conjunción con la música que podíamos observar en “Les amours imaginaires”, heredada del personal estilo de Won Kar-Wai. Todo esto deja paso a un estilo visual mucho más limpio, en el que encontrar referencias se vuelve cada vez más complicado, pudiendo mencionar únicamente el  toque hitchcockiano, que probablemente responda a ese deseo de madurez por parte del cineasta.

tom a la ferme

Este estilo visual limpio, que resulta más adecuado para dar una mayor relevancia a la trama, junto con la búsqueda de nuevas temáticas y el cambio radical de ambientación, da lugar a la película más única del cineasta hasta el momento. No por ello el cineasta renuncia a imprimir su toque personal  a la estética del film. Xavier Dolan se pone al timón de la dirección de arte (como es habitual en su cine) e imprime a cada fotograma su fascinación por la década de los 80: vestuario y peluquería son únicos, una delicia para los entusiastas de la moda.

Por todo lo anterior, podemos afirmar que con “Tom à la ferme”, Dolan deja de ser un talentoso y ambicioso estudiante de cine para convertirse en un cineasta maduro que por fin ha encontrado su estilo.

95999093_o

Anuncios

2 comentarios sobre ““Tom à la ferme” (2013), Xavier Dolan-Tadros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s