“Tabú” (2012), Miguel Gomes

Carlota Dans

“Por más distancias que recorras, por más días que pasen, de tu corazón no conseguirás escapar”

cocodrilo

Nada más comenzar la película, Miguel Gomes ya nos sitúa en un mundo a medio camino entre la realidad y la ficción, concretamente, los romances de película. Con este prólogo, ligeramente relacionado (el cocodrilo, el explorador, la ambientación, etc), el cineasta nos anticipa la historia de amor que se desarrollará en la segunda parte de la película, como si de una especie de sueño premonitorio se tratara. O, más bien, como si fuese la propia Pilar la que construyese la ambientación y las imágenes de la historia de amor de Aurora, tomando como referencia la película que ha visto en el cine.

escenas-tabuLa primera parte de “Tabú”, titulada “Paraíso perdido”, nos acerca a la vida de Pilar, mujer soltera de mediana edad, que pasa su tiempo acudiendo al cine y preocupándose excesivamente por su anciana vecina, Aurora. Ésta, perfectamente caracterizada en su monólogo inicial, es una mujer de buena familia, clasista y adicta el juego, con  una hija ausente que no le presta la atención necesaria y con una criada, Santa, a la que trata con desprecio.

tabu

Esta primera parte termina con la muerte de Aurora, y el posterior encuentro de Pilar y Santa con Gian Luca Ventura, antiguo amante de la señora. Ventura comenzará a narrar la historia de amor entre ambos, que ocupará una segunda parte, titulada “Paraíso” y ambientada en los alrededores del monte Tabú en África.

tabu-2

Mientras que en la primera parte de la película asistíamos a las vidas vacías de Pilar y Aurora, ambas deseosas de recuperar un “paraíso perdido”, en esta segunda parte Miguel Gomes nos transporta a ese paraíso añorado. Para ello, el cineasta elabora una narración con toques ilusorios y de ensoñación, que bien podrían ser producto de la imaginación de Pilar, oyente de la historia.

Tabu_Gomes_04

Paraíso” nos cuenta la trágica historia de amor entre Gian Luca Ventura y Aurora, casada y esperando un hijo de su marido. Para llevar a cabo la narración, Miguel Gomes recurre a la voz en off de Ventura sobre las imágenes silentes de los amantes en África. Sin embargo, estas imágenes no están desprovistas por completo de sonido, sino que la música y el sonido ambiente están siempre presentes, oyendo el espectador cada paso y movimiento de los personajes, pero siendo estos privados de la palabra.

tabu4

El cineasta calla a Aurora y a Gian Luca para dejar que sean sus miradas las que hablen. Perfectamente envueltas por el silencio, las miradas que se cruzan los protagonistas en su primer encuentro nos transmiten a la perfección la atracción existente entre ambos.

tabu

“Si siempre me había considerado una persona feliz, la plenitud que encontré en sus brazos, me convierte en la mujer más desgraciada.”

Anuncios

Un comentario sobre ““Tabú” (2012), Miguel Gomes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s