“Nymphomaniac: Volumen 1” (2013), Lars von Trier

 Carlota Dans

“El ingrediente secreto del sexo es el amor”

Después de toda la polémica creada en torno a “Nymphomaniac”, el visionado nos revela un film como otro cualquiera, con un cierto toque de erotismo, aunque quizá mayor que en otras películas, debido únicamente al tema de la película y a la naturaleza de la protagonista.

nymphomaniac-5

A pesar de lo que los medios nos hicieron creer durante los meses previos al estreno, “Nymphomaniac” no es cine pornográfico de autor, ni mucho menos. Cine de autor, por supuesto. Pero cine pornográfico, en absoluto. Pues, para quienes no estén acostumbrados al cine de autor, debemos aclarar que es bastante habitual encontrarse alguna que otra escena de sexo y más de un desnudo, sobre todo femeninos.

nymphomaniac-int

La película se inicia cuando Selligman encuentra a Joe herida en un callejón y la lleva a su casa, dónde ella comenzará, de forma un poco forzada aunque creíble, el relato de su vida como ninfómana. Aunque al principio Joe empieza su narración para explicar por qué “es un ser humano horrible”, ésta se convierte más bien en una especie de justificación de su ninfomanía (la amiga que la incita a diversos juegos, el club en su adolescencia, etc).

Nymphomaniac_Volumen_1-404377727-large

La narración, que sigue resultando un tanto antinatural, sirve, además de para reflexionar sobre la forma de actuar de Joe, para justificar algunos fallos del guión. Debemos mencionar, además, lo casuales que resultan los encuentros a lo largo del film con Jerôme, el único hombre al que Joe será capaz de amar.

news_photo_50014_1394400209

A pesar de que la narración de Joe en ocasiones avanza a marchas forzadas, las imágenes de la película y las interpretaciones están cuidadas al detalle, destacando la infografía de la película y la iluminación. En éste último aspecto, Lars Von Trier busca en muchos casos lo teatral, tal vez como herencia de “Dogville”, es memorable la iluminación en el escenario del callejón y en la habitación de Selligman.

Poco a poco, lo que parecía una erótica reflexión sobre la ninfomanía acaba convirtiéndose en una historia de amor. Y al final de la primera parte, Joe le da la razón a su amiga (que afirmaba que el ingrediente secreto del sexo es el amor) con una última frase, dirigida a Jerôme, que deja al espectador deseando ver la segunda parte de la película.

“Llena todos mis agujeros”

nymphomaniac (1)

Anuncios

3 comentarios sobre ““Nymphomaniac: Volumen 1” (2013), Lars von Trier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s