“Antes del atardecer” (2004), Richard Linklater

Carlota Dans y Dídac Dalmases

Richard Linklater prosigue su exploración de las relaciones de pareja en “Antes del atardecer”, la segunda parte de su trilogía iniciada en 1995 con Antes del amanecer.

La pareja se vuelve a reunir una década después de su primera y única cita en Viena. Este segundo  e inesperado encuentro tiene lugar en un café parisino, en la presentación del libro que él ha escrito, inspirándose en la noche que pasaron juntos años atrás en la capital austríaca.

before-sunset-ethan-hawke-julie-delpy

La película comienza respondiendo al espectador el interrogante con el que se despedían los protagonistas en Viena: ¿se reencontraron Jesse y Céline a los seis meses? Este interrogante envuelve toda la película, convirtiéndose en el gran misterio de la trama, que poco a poco se va desentrañando, haciendo ver al espectador que, a pesar de las bromas iniciales sobre el tema, ambos personajes ansiaban ese reencuentro que nunca se produjo. Pues a medida que avanza la película nos vamos dando cuenta de que si el encuentro no se produjo es únicamente por los caprichos de un destino cruel, que impide que Jesse y Céline vuelvan a encontrarse.

1263187770753_f

Los largos planos secuencia se repiten en esta película, acompañando a la pareja en sus paseos y proporcionando la intimidad y la naturalidad adecuada a sus conversaciones. De nuevo, en este segundo encuentro, los personajes no tienen nada que perder. No se han visto en nueve años y puede que no se vuelvan a ver jamás. Así que hablan con sinceridad sobre el amor, sobre sus vidas, sobre su primer encuentro y sobre aquel fallido reencuentro. Y poco a poco se van dando cuenta de que lo que sentían en Viena, sigue existiendo una década más tarde en París.

before_sunset_hawke_delpy

Los personajes han evolucionado, y su relación también, dando lugar a una película mucho más madura y compacta. El amor idílico y juvenil de la primera película se convierte en un amor platónico más maduro en esta segunda entrega. La pasión sigue intacta pero el sentimiento es mayor, aunque también lo son los obstáculos entre ellos. Es un deseo mucho más consciente, pues los personajes han vivido más y han tenido otras relaciones, pudiendo cerciorarse de que el amor entre ambos no es ilusorio, sino auténtico.

1430c

A medida que la película avanza y la conversación toca temas más delicados (la relación entre ambos y las relaciones de cada uno), la tensión aumenta. Las mentiras caen y la verdad emerge. Lo que parecía un matrimonio feliz en el caso de él no es más que una farsa provocada por un embarazo no deseado. En lo que respecta a ella, lo que parecía ser una mujer independiente que no está interesada en involucrase por completo en una relación, no es más que la herida imborrable de aquella noche romántica que no volverá nunca.

antes-del-atardecer_12

La tarde avanza y las distancias se rompen. Jesse y Céline retrasan su despedida, hasta tal punto que nunca se llega a producir. Aquella noche que recuerdan como idealizada, se antoja cada vez más cercana, haciendo visible y palpable la posibilidad de que aquél amor fuera tan real como ellos deseaban. Y, de nuevo, llegamos a un final abierto aunque fácilmente desenmascarable.

Anuncios

3 comentarios sobre ““Antes del atardecer” (2004), Richard Linklater

  1. Esta trilogía tiene algo especial, no sé, magia, magnetismo, una elección de actores soberbia y un director tocado por la gracia ya que hacer una película donde no pasa nada y los actores no paran de hablar es un riesgo muy peliagudo. Creo que para esta segunda parte el director dejó que escribieran sus diálogos los mismos actores y la verdad está la mar de bien. Creo que el director hace un sentido homenaje al cine de Eric Rohmer. No hay ñoñería, ni romanticismos empalagosos, es más, vemos venir el desenlace: amargo, duro, ambiguo… allí, sentados junto al mar en una hermosa noche de verano.

    Saludos cordiales

    1. Completamente de acuerdo contigo, esta trilogía me recuerda mucho a Rohmer, especialmente a “Cuento de invierno”. Para mí, estas películas son de las que mejor consiguen plasmar el concepto de amor, algo muy difícil y al alcance de muy pocos guionistas/directores. Como bien dices tú, sin romanticismos ni ñoñerías, con esas conversaciones interminables y esa química entre los personajes.

      Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s