“Keep the lights on” (2012), Ira Sachs

Carlota Dans

“Keep the lights on” narra la relación sentimental entre Erik y Paul, con múltiples cambios a lo largo de toda una década. Basada en la autobiografía del abogado Bill Clegg, “Portrait of an Addict as a Young Man”, esta película trata la problemática de la adicción a las drogas a través de la evolución de esta pareja. Sin embargo, Ira Sachs va más allá del tema de la drogadicción, tomándolo más bien como un recurso argumental, y poniendo mayor énfasis en la dificultad que supone dentro de la relación de los personajes.

Keep the lights on

La puesta en escena, marcada por la sencillez, nos transporta con facilidad al interior de la película. Son pocas las escenas en las que aparecen más de dos personajes (concretamente los dos protagonistas), lo que intensifica esa sensación de realidad que nos hace creer que hemos abandonado la butaca del cine para instalarnos en el sofá de la pareja. De esta forma, Ira Sachs nos sitúa en un ambiente muy íntimo durante toda la narración, favoreciendo la identificación del espectador.

keep-the-lights-on-smoking-crack

El cineasta lleva la historia a su terreno, alejándose del punto de vista de Paul, adicto al crack, para profundizar en la perspectiva de Erik, un director de documentales, que bien podríamos considerar adicto a Paul. “Keep the lights on” relata la historia de un amor imposible, en el que los conflictos que se vuelven insuperables, alejándose de la convención para acercarnos a una historia marcada por una fuerte sinceridad. Así como el tema de la adicción al crack sigue emanando una cierta artificialidad, la relación entre los protagonistas resulta tan natural como la realidad misma.

Keep_The_Lights_OnSon múltiples las escenas, rebosantes de naturalidad, que provocan en el espectador esa leve sonrisa que produce el hecho de conocer bien lo que aparece en pantalla. Es destacable, por ejemplo, una escena en la que, tras una pequeña discusión, Paul quiere dormir en el sofá y Erik se lo impide quitándole la manta.

Foto 6 KEEP THE LIGHTS - Baja

Podemos mencionar también la naturalidad de las escenas de sexo, que se caracterizan, no sólo por una gran pasión, sino también por incluir los aspectos más crudos del acto. Pocas veces se muestra en el cine el sexo de una forma tan cercano. Dónde otros directores mantienen una prudente distancia, marcada por la pasión controlada y la pureza de la imagen, Ira Sachs se acerca para mostrar una pasión desnuda que también filma lo desagradable, aunque no aparezca en plano.

Keep-The-Lights-On-2

La película revisa desde los momentos más cotidianos de la relación hasta los momentos más difíciles, ofreciendo una panorámica del influjo del tiempo en las relaciones sentimentales, concretadas a través de la pareja formada por Paul y Erik.

Anuncios

Un comentario sobre ““Keep the lights on” (2012), Ira Sachs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s